984 180 403  |  info@ayalgaviajes.com
Skype
ayalga.viajes
default-logo
Duracion: 10 jul 2017 - 25 jul 2017
Ubicación: Uzbekistán
Precio: desde 1380€

 UZBEKISTÁN ERRANTE – 16 Días

Ruta de la Seda : Takent-Samarcanda- Bujará -Jiva- Valle de Fergana – Acampada en Yurtas en el Desierto Uzbeko

Coste de servicios  1380 € a abonar Ayalgaviajes / Gastos estimados en destino 550 € / Única Salida : 10 de Julio al 25 Julio

Viaja en Libertad esta aventura  con AyalgaViajes en Grupo reducido de 4-10 viajeros acompañado de un Experto Viajero. Más Info acerca del tipo de Viaje Errante.

  • Generalidades
  • Itinerario de Viaje a Uzbekistán
  • Espíritu Viajero
  • Sugerencias lectoras

samarkanda-

CONCEPTO DE PRECIOS

Coste de servicios  1380 € a abonar a AyalgaViajes antes de partir.

Incluye:

- Grupo mínimo entre 4 y 10 personas en compañía de Experto Viajero que actuará de “Mediador”, asesoramiento durante toda la ruta, contactos y apoyo en imprevistos que puedan surgir, para tu mayor tranquilidad

- Vuelos,Visado, Seguro de Viaje y la 1ª Noche de Alojamiento y una Ruta propuesta con lugares especiales, estimando el gasto en destino.

Gastos estimados en destino 550 €, es el importe que te comprometes a llevar para gestionar  directamente en destino otros gastos como el alojamiento, transporte, visitas, etc, fomentando así la economía local, excluyendo bebidas y regalos.PLAZA REJISTÁN SAMARCANDA

GENERALIDADES

Uzbekistán es un estado moderno que surge en 1991 tras la desintegración de la Unión Soviética. Situado en Asia Central, lugar de confluencia de varios caminos de esa red de rutas comerciales y culturales que es la Ruta de la Seda, estas tierras fueron habitadas por pobladores chinos, griegos, persas, turcos, mongoles, kazajos… sufriendo un leve grado de islamización desde el siglo VIII. El remate final lo pusieron las condiciones de vida de la era soviética, resultando una mezcla de culturas tan rica e interesante como el ejemplo de que la mayoría musulmana del país (88 %) pueda beber vodka o comer cerdo.  ¡Buen viaje!

UZBEKO

ITINERARIO DE VIAJE POR SEMANAS

1ª Semana (días 1 a 8)

Llegamos a Tashkent, capital de Uzbekistán, y nos alojamos en el Barrio de Chorsu Bazar, repleto de vida diurna, dedicada al comercio entre Asia, Europa y África. Viajando en el único metro existente de Asia Central, nos dejamos sorprender por la amabilidad y hospitalidad de la población uzbeka en Tashkent. Nos desplazamos en tren hasta el Valle de Fergana siguiendo los pasos de las caravanas de la Ruta de la Seda entre cultivos de algodón, impregnándonos de la cultura uzbeka más rural y profunda. Nos acercamos a visitar una fábrica de producción de seda, ese arte ancestral que la cultura china regaló al resto del mundo. Kokand y Andijan son centros de peregrinación islámica de los más famosos de Asia. Saborearemos su sabrosa fruta fresca.

UZBEKISTAN KVIVADe vuelta a Tashkent, viajamos en tren nocturno hasta Jiva, oasis en los confines de la región del Khorezm, donde los desiertos se apropian de cualquier atisbo de civilización. En Jiva saludamos al amanecer o atardecer desde lo alto de la ciudadela Ichan Qala sorprendiéndonos por el esplendor que otorga el barro a sus construcciones. Viajamos al pasado desde esta pequeña ciudad intramuros, donde podemos contemplar incluso billetes hechos de seda dentro de la fortaleza Real del Kunha Ark. Nos quedaremos con ganas de contemplar el esplendor del inconcluso Minarete de Kalta, y no podremos dejar de participar en el juego del nardi (una mezcla de parchís y damas) con alguno de los lugareños. La perplejidad se convierte en compañera de viaje al contemplar las 218 columnas de madera tallada de la Mezquita Juma.

Más al norte, de camino a Moynaq, entramos en la región autónoma de Karakalpakstán para certificar la ausencia del difunto Mar de Aral. Aquí la influencia de la cultura nómada kazaja, bien acostumbrada a lugares poco favorables para la vida, se deja sentir en las miradas y vestimentas de sus habitantes. Para comprender mejor su cultura lo ideal es pasar una noche en uno de los campamentos de yurtas, generalmente cerca de lagos hoy en desaparición, bajo un cielo estrellado.

yurtas desierto

 

2ª Semana (días 9 al 16)

        Bujará es la ciudad de las sorpresas debido a su esplendor monumental y a la amistosa convivencia de población tayika, persa, judía, rusa y uzbeka. En su plaza central de Lyabi-Hauz aún se respira el olor del sufismo entre moreras. Esta es una ciudad ideal para pasearla o recorrerla en bicicleta desde Chor Minar (los cuatro minaretes de una madrasa hoy inexistente) hasta el parque donde se encuentra el Sepulcro de Ismael Samaní, con paradas para disfrutar del impresionante Minarete de Kalón (junto a la mezquita del mismo nombre) uno de los pocos monumentos indultado por las huestes de Gengis Khan en sus campañas militares. Frente al minarete, la Madrasa de Mir-i-Arab, que cuenta todavía hoy con estudiantes en plena actividad. Un poco más adelante, nos asomamos a la desconocida Mezquita del Bolo-Hauz frente a la ciudadela del Ark, lugar elegido para residencia de los emires. En el paseo de vuelta, nos acercamos a disfrutar del ajetreo en los bazares cubiertos de Taki-Sarrafon y Taki-Zargarom.

VIAJES ERRANTES

En un autobús local nos desplazamos hasta el Palacio de Verano de Alim Kan, descubriendo rincones mágicos y laberínticos bazares como el Karvon. Pero, sin duda, la gran sorpresa que espera agazapada en Bujará son las tortuosas callejuelas del Barrio Judío, con sus sinagogas y caravanseráis, su vecindario charlando en la calle, que evocan un pasado en donde el intercambio de productos e ideas era y es la constante diaria por estas tierras. Y, si la jornada nos resulta agotadora, siempre podemos relajarnos en los baños turcos de las afueras de la ciudad.

En la Plaza del Registán de Samarcanda, la belleza de la Historia nos la regalan los azulejos color turquesa de sus tres madrasas, que evocan versos de Omar Khayam y el esplendor de los imperios de Tamerlán (descendiente de Gengis Khan) y de su nieto Ulugbek, uno de los más prestigiosos astrónomos de todos los tiempos. En homenaje a ambos, visitamos el Mausoleo Gur-e-Amir, donde se encuentran por puro azar los restos de Tamerlán, dos de sus hijos y dos de sus nietos, y el Observatorio de Uugbek, que un día sería incendiado por su hijo.

Otro poema de amor en piedra fue alguna vez la Mezquita de Bibi-Khanyum, ya en el linde con la antigua Marakanda, ciudad legendaria por su enclave estratégico en la Ruta de la Seda. Al otro lado de la colina podemos pasear por Sha-i-Zinda, visitando las tumbas islámicas de los descendientes timúridas.

Desde Samarcanda podemos escaparnos brevemente hasta Shajrisabz (antiguamente llamada Kesh), lugar de nacimiento de Tamerlán para disfrutar de esta gran desconocida ciudad uzbeka, que alberga el Palacio Blanco y la Mezquita Kok Gombaz.

Tras visitar estas tres impresionantes ciudades, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, regresamos de nuevo a Tashkent para despedirnos de Uzbekistán y sus gentes, emprendiendo rumbo de nuevo a casa, con la alegría de haber visitado uno de los lugares menos conocidos y más disfrutados del Centro de Asia. gundi (3)

FILOSOFÍA DEL VIAJE

Viajamos con mochila en pequeños grupos siguiendo una ruta prefijada durante la que se consensuarán entre Mediador y Viajeros, los detalles de la misma para mayor flexibilidad según la adaptación al país y sus culturas. Una aventura integradora sin ser necesaria ningún tipo de condición física específica, sólo capacidad de adaptación y una mentalidad respetuosa con el grupo y las personas del lugar.

El Mediador cuenta con toda la información necesaria para manejarnos en destino -proporcionada por AyalgaViajes- y, añadida a su experiencia viajera, propondrá alternativas y momentos libres cuando el viaje lo permita. No es un guía turístico que explique los monumentos y museos (podemos contratar en destino guías locales) aunque nos podrá instruir en la cultura y sus gentes y mediará en las actividades comunes a través de la autogestión.

Musroor Temple, Himachal Pradesh, IndiaMuchos de los lugares donde nos alojaremos son sencillas casas de época soviética reconvertidas en hoteles con encanto, dignas y limpias, con habitaciones dobles con baño incluido, salvo excepciones. En la mayoría de los lugares nos alojaremos más de una noche, por lo que podremos dejar nuestro equipaje en la habitación.

Estos Viajes Errantes cuentan con la ventaja de la Flexibilidad, por lo que se apartan de la forma convencional de organizar un viaje, y no están recogidos en ninguna legislación en materia de turismo en cuanto a la falta de reserva de ciertos servicios (hoteles, transporte, etc…) necesaria para integrarnos en la realidad del país y en la autogestión grupal. El viajero se compromete a ser solidario con las compañeras y compañeros de viaje, manteniendo un estado de armonía y llevando el importe de “gasto estimado en la web” para gestionar en destino transportes, comida , alojamiento y  visitas a monumentos. Lo habitual en los viajes es hacer un “bote” de pequeñas cantidades entre todos los viajeros y viajeras para pagar dichos servicios y esos gastos serán anotados por el Mediador en su Diario de Ruta. Los gastos estimados publicados en la web están basados en la utilización de hoteles sencillos, restaurantes medios y transporte público local, no incluyendo compras o gastos personales.

Durante el viaje nos acercaremos a la cultura del país  con responsabilidad, como viajeros y viajeras, integrándonos y respetando las costumbres, tradiciones, religiones, vestimentas locales y pidiendo permiso para fotografiar a las personas. Compartiremos emociones, experiencias y conoceremos de cerca a sus gentes. Quien decida abandonar el grupo durante el viaje, podrá hacerlo tras haber  firmado una declaración que exima de cualquier responsabilidad a la agencia y al Medidador, perdiendo cualquier derecho con relación a la organización del viaje. Dependiendo de las circunstancias, se reservarán más o menos servicios, respetando, por tanto, un , un itinerario prefijado por AyalgaViajes y según el tiempo empleado para visitar ciertos lugares, los transportes y otros condicionantes, se podrá cumplir con la ruta prefijada.

¡Buen Viaje!

 SUGERENCIAS LECTORAS

-Samarcanda de Amin Maalouf

-Viaje al silencio. Por los caminos de Asia Central de Francisco López-Seivane

-Embajada a Tamerlán de Ruy González de Clavijo

-Islamofobia de Santiago Alba Rico

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar